Centro Terapéutico

Sociedad

Soy una mujer de mentira

Podríamos resumirlo en que los hombres no hacen trabajos “de mujeres” porque son más precarios y menos prestigiosos, y nosotras no hacemos trabajos “de hombres” porque no nos sentimos seguras. No responde a ninguna predisposición genética ni a ningún hábito adquirido en las cavernas, sino a nuestra socialización diaria.

8M 2023

Aún no puedo quitarme la decepción de haber visto imágenes de proxenetas y puteros bajo paraguas rojos, o un cartel que sostenía un putero y que decía: “SI ERES FEMINISTA, ESCUCHA A LAS PUTAS” y el dibujo del paraguas rojo. Todo esto en la marcha convocada por la Comisión 8M.

¿Quién decide qué?

Lamentablemente, esto no es nuevo. Hay otros muchos libros de texto donde sólo se hablaba de relaciones heterosexuales, “hombre” como genérico de “persona”, familias nucleares occidentales, salvajes estilo “conguitos” y europeos salvadores, por la misma razón: “por falta de espacio” para contar otras cosas.